El Cuidado Del Perro Adulto, “Los Años Dorados” (Senior Dog Care --“The Golden Years”)

You are here

La experiencia ha demostrado que los perros más “viejitos” o “geriátricos”, alcanzan una edad avanzada solo por medio de un buen cuidado, los avances en la nutrición de las mascotas y por un cuidado veterinario; además, de una buena genética. En agosto 6 de 1995, un artículo del “Gannet News Service” llamado “De la pérdida del oído a la pérdida del apetito: cómo cuidar a un perro de edad avanzada”, escrito por Ray Weiss, reporta que “más del 40% de todos los dueños de mascotas, tienen uno de siete años de edad o mayor”. Los animales más jóvenes, por lo regular mueren debido a enfermedades, accidentes o por la falta de una dieta saludable o un cuidado veterinario. Recuerde que: “No hay amigo, como el amigo viejo”.

La definición de "edad avanzada" variará en cada perro en base a una serie de factores como su raza, el tamaño y la salud. Perros gigantes y de razas grandes comúnmente viven de 7.5 a 8.9 años, en ocasiones hasta los diez años. Las razas medianas muestran signos evidentes de envejecimiento cuando alcanzan los 10.2 años de edad. Los perros pequeños y los de tamaño “toy” pueden mostrar signos de envejecimiento alrededor de 11.5 años, pero pueden vivir hasta quince años de edad o más.

El perro más viejo requiere de su atención de calidad continua y médica para asegurar que sus años posteriores sean saludables, cómodos y felices como sea posible. La edad avanzada provoca en lo general, encanecimiento del pelo alrededor del hocico, el pelaje puede ser menos brillante, sus ojos puede llegar a verse difusos, con un tono azulado, glaucoma o cataratas; también, puede sufrir de tensiones musculares, dolores, artritis u otros trastornos relacionados con la movilidad.

Los perros mayores también pueden estar sujetos a enfermedades periodontales y en los dientes, pérdida de esmalte, el desgaste normal o una acumulación de placa; pérdida de agudeza auditiva, trastornos alimenticios, crecimientos cutáneos, tumores de grasa o lipomas, tumores en la próstata, cáncer (el asesino número uno de los perros más viejos), la diabetes y problemas del corazón. Puede tener más necesidad de orinar o sus movimientos intestinales son más frecuentes. Puede responder con dolor a un trato inadecuado a una dolencia en las articulaciones ú otros. La esterilización y castración de su perro puede ayudar a prevenir futuros problemas de salud, incluyendo los tumores de mama, testiculares y otras cuestiones relacionadas con la reproducción.

Ajuste el estilo de vida de su animal a su nivel de actividad, la dieta, el tipo de cuerpo y el medio ambiente. Si es posible, permita que su perro de edad avanzada viva en el interior del hogar para que disfrute de “sus últimos años” con su familia. Si tiene que mantenerse lejos del hogar, proveer de una buena cama seca y una entrada impermeable, para mantener al animal cómodo y protegido de los elementos como: inclemencias del tiempo, clima cálido, ventisca o de la húmedad. Paletas de reclinación, ropa de cam a y el interior del refugio deben mantenerse secos, la húmedad no permitirá que el perro mantenga su temperatura corporal y puede empeorar las condiciones artríticas. Levante la casa del perro varios centímetros del suelo para evitar el frío del suelo en invierno. Asegúrese de preguntar a su veterinario sobre el próximo exámen físico o de las vacunas, para poder proporcionar las mejores recomendaciones de la dieta y el tipo de ejercicio para su edad. El veterinario puede recomendar dos visitas por año, debido a la edad avanzada del animal, para prevenir problemas y así tratárlos con facilidad.

Proveer de agua fresca, una dieta nutritiva y balanceada para la edad del canino en todo momento, prevenir la obesidad, ejercitar con moderación, asearlo y cepillarlo regularmente, proporcionar un ambiente seguro y cómodo, vigilar al animal con frecuencia para observar cambios en el comportamiento o en la salud. Cuando ejercite al perro, evite las temperaturas elevadas durante el día, para prevenir el golpe de calor y la insolación , y así prevenir el estrés excesivo en su corazón, pulmones, músculos y Articulacioner. Puedes considerar llevar rampas portables, si es que tu perro necesita saltar a tu vehículo despúes de un viaje, ir al parque, visitas con el veterinario o adónde sea. Nunca deje al animal, en especial a los de edad avanzada, dentro del auto durante la tem porada de calor, pues son rel más suceptibles al estrés acionado por el calor y puede provocar la muerte.

Se puede presentar el momento, en el cual usted y su familia decidan que es tiempo de proveer a el miembro de cuatro patas de la eutanasia, si es que está sufriendo de uno o más de lo siguiente: incontinencia, Disfunción Canina Cognitiva o senilidad (Canine Cognitive Dysfunction “CCD”, por sus siglas en inglés), pérdida del equilibrio, cáncer no tratable o de un dolor físico extremo. No se siente y deje que “la naturaleza siga su curso”. Tu mascota se ha ganado el amor y respeto, así que merece seguir recibiendo dicha atención hasta el final.

Hay demasiadas opciones humanas disponibles para usted. La primera es contactar al veterinario de tu familia y platicar con él acerca de la injección de un barbitúrico o cualquier otro anestésico. Es posible que deseé estar presente durante el procedimiento o no. El segundo es comunicarse con el control de animales o un refugio de bienestar animal. La mayoría de los refugios no permitir que el propietario esté presente durante la eutanasia, sin embargo, unos cuantos tienen sus propios veterinarios de planta y pueden permitir la presencia de los propietarios durante el procedimiento.

Investigations