¿Es tiempo de la limpieza de primavera (verano, otoño, invierno)?

You are here

(Is it Spring Cleaning Time (Summer, Autumn, Winter)?)

 

El departamento de investigaciones de la Sociedad Humanitaria de Utah "Humane Society of Utah", recibe llamadas de quejas con demasiada frecuencia sobre el desperdicio y mal olor asociado con las mascotas de los vecinos; ya sea, en la propiedad del amo o de la persona que se está quejando. Las personas se ofenden con los dueños de las mascotas, pues éstos los dejan correr libremente permitiéndoles dejar sus "tarjetas de presentacion" sobre el pasto, jardínes de flores, vegetales y montones de arena. Se molestan cuando los olores residuales de una propiedad contigua entra a la suya, haciendo el patio un lugar desagradable. También, no les agrada ver a los animales vivir, en áreas sucias por los desperdicios fecales sólidos o líquidos, en donde no se puedan recostar o ejercitar.

¡Sólo algunas cosas son tan desagradables y agravantes como pisar sobre una pila de excremento de un perro, suelto o callejero! El olor es insoportable y es extremadamente difícil de removerlo de los zapatos.

Las heces y orina son un problema mayor de la comunidad animal y es cuestión de salud para los humanos. Ésto es cierto, especialmente en áreas urbanas donde se concentra la población. El desecho animal es una amenaza para la salud y limpieza de los menores; ya que éstos son más propensos en contraer enfermedades, debido a que juegan en los lugares donde se dejo el excremento y después llevan sus manos a la boca. Los desechos atraen y proveen un lugar de procreación para las moscas, alimento para los roedores, contaminan el suelo, agua, parques públicos, áreas forestales y cuencas de ríos.

Hay muchas enfermedades de los animales que se pueden transmitir a los humanos, después de estar en contacto con el excremento:

Campilobacteriosis (dolor abdominal, calambres, fiebre, escalofríos y diarrea).

Criptosporidiosis (diarrea acuosa, dolor de cabeza, calambres en el abdomen, náusea, vómitos y fiebre).

Giardiasis (diarrea normal a severa, dolor abdominal y a veces pérdida de peso).

Leptospirosis (fiebre, dolor de cabeza, vómito, dolor muscular, conjuntivitis: y no muy frecuente, ictericia y meningitis).

Taxoplasmosis (una infección común de un parásito unicelular el cual causa defectos en el nacimiento, por medio de una mujer infectada en el embarazo).

Larva migrans visceral (causa serios problemas en la salud de los menores entre uno y tres años de edad; puede causar aumento en el tamaño del riñón, febrícula, infiltración y dolor pulmonar. Invasión en el Sistema Nervioso; en tres casos fatales, la larva fue muy abundante en el cerebro).

Otras enfermedades peligrosas, es la Larva migrans ocular, una enfermedad del ojo causada por gusanos parásitos que se encuentran en el excremento de los caninos. Cada año una gran cantidad de menores se quedan ciegos o parcialmente ciegos debido a, que los dueños de mascotas no limpian los desechos fecales ni los desparasitan apropiadamente. Los menores son más propensos debido a que comen tierra y su sistema inmune no ha sido desarrollado. Los huevecillos de los gusanos se pueden propagar de las heces hacia la tierra y sobrevivir por meses; con todo y tratamiento la ceguera se puede producir. Los gusanos más comunes en este tipo de problema son las lombrices.

Los dueños de mascotas son legalmente responsables de limpiar los desechos fecales, para controlar este molesto y potencialmente peligrosa forma de contaminación. En 1978 en la ciudad de Nueva York se promulgó la ley "Canine Clean-up", creando descontento público sobre ésto. La ley fue impugnada en 1979; sin embargo, un juez de la Suprema Corte de esta ciudad, descartó que la "paleada" ley fuera constitucional. Para el año 1981, por lo menos 35 municipios a lo largo del país se encontraron promulgando ordenanzas y leyes similares. Y la mayoría de condados y ciudades de Utah ya cuentan con estas regulaciones.

Las ordenanzas del Servicios de Animales del condado de Salt Lake, estipula que la "molestia", sobre cualquier animal que sin razón alguna incomoda al humano, ponga en peligro la vida o salud de cualquier persona o animal, o interfiera substancialmente con otros, en lugar del disfrute del dueño y de la propiedad (8.01.300). Se define también con el término "animal molesto para el público", y como "causante de la contaminación del aire debido a, olores y así creando un irrazonable fastidio y descontento para vecinos y otros"; asimismo como, "defeca en cualquier acera pública, parque o edificio, u otro establecimiento privado sin el consentimiento del dueño de dicha propiedad. A menos que, el operador del animal cuente en sus posesiones con los instrumentos adecuados para la limpieza de los desechos fecales de éste y los coloque en un contenedor especial..." (8.01.300)

Además, los perros callejeros estan violando la ley de portar una correa y están en peligro de convertirse en víctimas víales, causar incontables daños al césped de los vecinos (secar el pasto). Algunas áreas dañadas pueden ser tan amplias que se deben sembrar y abonar nuevamente. Los dueños de mascotas, los cuales causen estos daños (si son identificados), se les puede hacer responsable de los costos, esto bajo la Ley estatal de Utah "8-1-1". Donde se estipula: "Toda persona que cuide o sea dueño de un perro, debe ser responsable de los daños causados por dicho animal, y no debe ser necesario una acción de alegato o demostrar que dicho perro ha sido desobediente o el dueño de este...". Y en el estatuto "18-1-2", "Donde se ha cometido el daño por uno o dos perros actuando de manera conjunta, y el/ o los dueños y cuidadores son diferentes personas, todas ellas pueden compadecer juntos como acusados de la misma acción para cubrir dichos gastos...".

Igualmente, algunas personas han instalado sistemas de riego activados por el movimiento, y así disuadir a los caninos y felinos de visitar sus jardines. Algunos propietarios irritados por felinos que utilizan las cajas de arena de sus hijos, han construido cubiertas de madera para proteger estas áreas cuando el menor no se encuentre ahí.

El departamento de Salud del Valle de Salt Lake, recomienda que los dueños de mascotas limpien POR LO MENOS una vez a la semana. La frecuencia de dicha acción sanitaria se incrementa, si el espacio es reducido, el perro corre por el patio y si se cuenta con un mayor número de animales. El desecho fecal de las mascotas se deben embolsar en plástico doble y tirarlos en tu basura. Enterrar esto es permitido, siempre y cuando no sea una molestia para los demás (evite enterrar en cantidades o en lugares donde se genere un impacto de salud). No lo haga en área de juegos infantiles, cerca de pozos de agua, sistema séptico de drenaje, etc. Puedes desecharlo en las alcantarillas, si trabajas en una planta de tratamiento sanitario y le dieron la aprobación. NUNCA ponga las heces en los drenajes pluviales, ya que los desechos pueden contaminar nuestra agua, especialmente en áreas urbanas y cuando hay lluvia.

Es de esperarse, que los dueños de mascotas prevengan que esto se convierta en un problema para los demás y de salubridad. Esto no solo mejorará las relaciones entre vecinos, sino que creará un ambiente más limpio y sano para los dueños y sus mascotas.

The Humane Society of Utah
4242 South 300 West / PO Box 573659
Murray, Utah 84107 / 84157-3659
(801-261-2919, Extension 210)
jfox@utahhumane.org

Investigations